Orígenes

La Chaîne des Rôtisseurs es una organización gastronómica internacional fundada en París en 1950. Está dedicada a la promoción de la buena mesa y a mantener la fraternidad entre sus miembros.

La Chaîne se basa, por sus orígenes, en las tradiciones y prácticas del antiguo gremio real francés de asadores de gansos. El ganso, un tipo de ave, era particularmente apreciado durante la edad media. Con el paso de los años, las actividades y privilegios del Gremio de los Asadores de Gansos se extendieron a la preparación y venta de todo tipo de carnes, incluyendo aves, carnes y animales de caza como el venado.

La historia escrita del gremio de “Les Oyers” o “Asadores de Gansos” ha sido rastreada hasta el año de 1248. En esa época, el Rey Luis IX, conocido después como San Luis, asignó a Etienne Boileau, el Provost de París, con la tarea de traer orden a la organización de gremios y oficios, desarrollando jóvenes aprendices y mejorando el conocimiento técnico de los miembros de los gremios. Así reunió los actos constitutivos de más de 100 de estos gremios y oficios, entre ellos los Asadores de Gansos.

 

Evolución de la Chaîne

En 1509, durante el reinado del Rey Luis XII, algunos nuevos estatutos fueron introducidos, los cuales resultaron en el cambio del nombre del gremio a “Rôtisseurs” y sus actividades fueron restringidas a aves, pájaros de caza, cordero y carne de venado.

En 1610, bajo el reinado del Rey Luis XIII, al gremio le fue otorgado un estatuto real y su propio escudo de armas. El escudo de armas original consiste de dos espetones cruzados y cuatro agujas mecheras, rodeados de llamas de chimenea.

Por más de cuatro siglos la “Confrérie” o hermandad de los Asadores cultivaron y desarrollaron el arte culinario y altos estándares de profesionalismo y calidad – estándares propios del esplendor de la “Mesa Real” – hasta que el sistema gremial fue disuelto, junto con todos los otros, en 1793 durante la Revolución Francesa.

Los Rôtisseurs fueron prácticamente olvidados hasta 1950, cuando el Dr. Auguste Becart, Jean Valby y el “Príncipe” Curnonsky (elegido Príncipe de los Gastrónomos*), y los chefs Louis Giraudon y Marcel Dorin resucitaron la Sociedad y crearon La Confrérie de la Chaîne des Rôtisseurs.

*Curnonsky era el seudónimo de Maurice Edmond Sailland, un escritor, novelista, biógrafo y gastrónomo Francés, quien era conocido como el “Príncipe de los Gastrónomos”, un título que le fue concedido en un referendo publico en 1927 y un título que no se ha vuelto a otorgar desde entonces. En la cúspide de su prestigio, ochenta restaurantes alrededor de Paris reservaban una mesa cada noche en caso de que éste llegara.  Supuestamente, en sus últimos años era tan pesado que era incapaz de caminar y tenía que ser cargado por seis de sus amigos a sus restaurantes favoritos.  En julio 22 de 1956, a la edad de 84 años, Curnonsky se inclinó muy afuera de su ventana y cayó a su muerte.

 

Escudo de armas de la Chaîne desde 1950

Photo: Michael Troutman/www.dmtimaging.com

El escudo de armas que se utiliza en la actualidad fue creado para la nueva Confrérie en 1950;  el antiguo escudo histórico se encuentra en el centro, pero ahora está rodeado de flor de lis y dos cadenas. La cadena interna representa los miembros profesionales y la cadena externa los miembros no-profesionales. Entre las dos cadenas se escribió el nuevo nombre de la Sociedad, la Chaîne des Rôtisseurs, el vínculo que une a todos los miembros. En el escudo también están las dos fechas de su fundación 1248 y 1950.

 

La Chaîne hoy

Esta asociación de personas dedicada a la buena mesa, ahora se dedican a la promoción y desarrollo de los valores gastronómicos a la vez que ensanchan su enfoque hacia el arte de la mesa. A pesar de que una confrérie es una “hermandad”, las mujeres siempre han sido bienvenidas y tienen un rol activo en la Sociedad. Al revivir las tradiciones más profundamente enraizadas en la cultura Francesa, la Chaîne des Rôtisseurs está restaurando un patrimonio que realmente nunca se perdió.

La Membresía de la Chaîne ofrece la oportunidad para que los nuevos miembros conozcan personas que comparten un interés común en la buena mesa y la fraternidad. Para los miembros profesionales, como chefs, dueños de restaurantes y hoteleros, les ofrece oportunidades de demostrar sus habilidades excepcionales y creatividad a una audiencia exigente y con criterio pero a la vez agradecida. Los miembros reciben una bienvenida especialmente cálida en estos establecimientos.

La Chaîne también ofrece a sus miembros la oportunidad de hacer parte de “L’Ordre Mondial des Gourmets Dégustateurs”, que se especializa en la apreciación y el entendimiento de vinos, bebidas alcohólicas, licores y aguas manantiales/ minerales (eaux de vie). Esta organización está dirigida a aquellos miembros que tienen un conocimiento especial de, o un interés en, el vino y otros licores. L’Ordre Mondial, fundada en París el 2 de septiembre de 1963, es una parte integral de la Chaîne. Su objetivo principal es promover y aumentar el disfrute de vinos y licores de excelente calidad alrededor del mundo. Esto se logra a través de las diversas comidas, catas, conferencias y competencias, al igual que mediante artículos y publicaciones que fomenten el entendimiento y apreciación de vinos y licores.

La sede principal internacional (Siège Mondial) de la Chaîne des Rôtisseurs permanece en París donde la Sociedad fue fundada y la cofradía actual sigue basándose en las tradiciones y prácticas de la Antigua hermandad Francesa, pero ahora en un contexto verdaderamente internacional y contemporáneo.


La Chaîne en el Mundo

Desde su renacimiento, la Sociedad ha crecido dramáticamente, esparciendo su influencia y presencia alrededor del mundo. Hoy en día, la Chaîne reúne miembros profesionales (tales como chefs y dueños y gerentes de restaurantes y hoteles) y no-profesionales de todas partes del mundo que comparten ese “espíritu” de la Sociedad y que aprecian y disfrutan el vino y la buena mesa. La gran diversidad cultural de los miembros y su  presencia alrededor del mundo nos recuerda constantemente que cada Bailliage forma una parte vital de una comunidad internacional más grande y dinámica. Con más de 25.000 miembros en alrededor de setenta países, la Chaîne está continuamente expandiéndose y evolucionando mediante la creación de nuevos Bailliages.

Nuestros miembros, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, no son solo nuestra columna vertebral sino que proveen el apoyo intrínseco que necesitamos para continuar desarrollando y reforzando la presencia, prestigio y reputación de la Chaîne. De la misma manera, nuestros nuevos miembros y aquellos que están a punto de hacerse miembros, traen vitalidad y vigor no solo a sus Bailliages nacionales sino a la Chaîne de manera global.

Una cosa única de la Chaîne es que la membresía es transferible a nivel mundial. Esto significa que si una persona se vuelve miembro de la Chaîne en un país y por razones profesionales o personales se debe mudar a otro país, su membresía sigue siendo válida. Adicionalmente, esto permite que los miembros de la organización hagan parte de la red internacional de la Chaîne y participen en eventos y actividades de la misma en diferentes países alrededor del planeta.

Cada miembro es afortunado en hacer parte de una Sociedad que tiene una larga historia y tradición culinaria, la cual sigue promoviéndose y celebrándose mediante la amplia gama de eventos locales, nacionales e internacionales de la Chaîne.

La Chaîne en Ecuador

ChaineEcuador

Es en el año 2009 que el Bailí de Coral Gables, el Ecuatoriano Don José Luís Pérez,  empeñado en el renacer de la Chaine des Rotisseur en Ecuador, con la venia de la Sede Mundial,  viaja a Guayaquil y en colaboración con el Chef David Morales, forman el grupo fundador en la ciudad de Guayaquil.  El Chapitre de fundación tuvo lugar en el Bankers Club, el mes de Octubre del 2010, una fecha de significación histórica, coincidiendo con el mes de la Independencia de nuestra Patria; Contando como invitado de Honor con el Ex Presidente de la República, Don Gustavo Noboa Bejarano.